Contactenos

Nacional

Quiénes son los interlocutores de Alberto Fernández con los movimientos sociales

Leonardo Grosso ocupa el tercer lugar en la lista de candidatos a diputados nacionales en Buenos Aires en representación del Movimiento Evita, según el acuerdo alcanzado por todo el arco que conforma el Frente de Todos y que encabeza la fórmula presidencial Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner. En 2017 el Evita estuvo junto a Alberto Fernández apoyando la candidatura a senador de Florencio Randazzo. La agrupación, hoy la de mayor poder de movilización, se reconcilió con el kirchnerismo también en sintonía con quien hoy es candidato a presidente.PUBLICIDAD

La posición de Grosso en la lista, más visible que la de muchos históricos justicialistas, fue mérito propio (lideró con un grupo de legisladoras y legisladores la pelea por la interrupción voluntaria del embarazo y firmó y promovió la Ley de Emergencia Social) y parte de un acuerdo macro de su agrupación para lo cual Máximo Kirchner descendió dos puestos.  Fue probablemente una compensación por lo que tuvo que ceder su espacio.

Junto a Fernando ‘Chino’ Navarro y Emilio Pérsico, máximos referentes del Movimiento, acompañó a Felipe Solá en su recorrido por el país con intenciones de que fuera presidenciable. Recorrieron pueblo por pueblo en Buenos Aires pidiendo la unidad del peronismo que creían podía ser liderada por el ex gobernador. Hasta Fernández creía que Solá sería candidato a presidente o el posible vice de Cristina Kirchner.

El Evita es la mayor agrupación dentro de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) en la que confluyen el Movimiento Nacional de Campesinos Indígenas, el MTE  de Juan Grabois, el Frente Darío Santillán, La Dignidad, Los Pibes y, entre otros, La Garganta Poderosa. De ese colectivo Pérsico y Grabois son las figuras de mayor peso.

A su vez, con apoyo de la Iglesia, la CTEP coincide con la Corriente Clasista y Combativa y con Barrios de Pie en el grupo llamado «Los Cayetano» que en conjunto hoy convocaron a acompañar el debate del proyecto de ley de Emergencia Alimentaria frente al Congreso.

El mapa del enlace social del Frente de Todos

Andrés “Cuervo” Larroque , Leonardo Grosso y Victoria Donda (Maximiliano Luna)
Andrés “Cuervo” Larroque , Leonardo Grosso y Victoria Donda (Maximiliano Luna)

Grosso fue quien solicitó la sesión especial y quien negoció en nombre de la oposición el proyecto con Luciano Laspina, vocero del oficialismo, economista y presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda. En las negociaciones lo acompañó Lucila De Ponti, también del Evita mientras que el diputado Daniel Arroyo, ex ministro de Desarrollo Social en la Provincia, fue quien firmó el proyecto de ley de Emergencia Alimentaria. Algunos creen que Arroyo es un posible ministro del área en un eventual gabinete albertista después de saltar del Frente Renovador al bloque que lideró Solá con el Evita, Victoria Donda (que ya había roto con Libres del Sur) y parte de lo que perdió el Frente Renovador massista. Arroyo es otro eslabón que enlaza a los movimientos sociales con Alberto Fernández. Tiene excelente relación con el triunvirato de organizaciones que nuclean «Los Cayetanos».

Todos son figuras importantes en el esquema del candidato a presidente de la Nación. Solá lo acompaña en las gestiones más delicadas, estuvo con él en España y si no viajó a Tucumán fue para no perderse la sesión de esta semana. El ‘Chino’ Navarro ocupa otro rol, más de estrategia electoral, y en el mediodía de hoy viajó a Córdoba para organizar la agenda de campaña de Fernández. El domingo ambos, junto a otros dirigentes como Sergio Massa, estarán en la misa en homenaje a José Manuel De la Sota fallecido trágicamente un año atrás. Se quedarán en la Mediterránea y arrancarán la semana con visitas a varios municipios.

Pérsico y Grabois, los referentes más cercanos

Felipe Solá, Máximo Kirchner y Emilio Pérsico (foto de Archivo)
Felipe Solá, Máximo Kirchner y Emilio Pérsico (foto de Archivo)

Como en todos los temas Fernández tiene puentes directos con algunos líderes de las organizaciones. Desde afuera del Congreso Emilio Pérsico siguió el minuto a minuto de una sesión casi exprés. Probablemente haya hablado en algún momento con el candidato a presidente pero su discreción lo mantiene en silencio.

Las condiciones para los oradores habían sido acordadas por Emilio Monzó, Mario Negri y Agustín Rossi para evitar que los manifestantes pasaran muchas horas en la calle y que el cansancio o el malhumor desatara alguna tensión. Los movimientos sociales están tan organizados que manejan su propia seguridad y hace tiempo que advierten: «No responder a las agresiones, retirarse cuando hay represión».

Las organizaciones cercanas al kirchnermo movilizaron sólo frente al Congreso para acompañar y presionar a favor de la ley. En paralelo otras organizaciones más radicalizadas, acamparon en la 9 de julio y antes movilizaron a Plaza de Mayo. El peronismo dio una indicación: «A Plaza de Mayo, no».

El candidato a presidente habla con algunos referentes sociales aunque no con todos los líderes de los distintos movimientos. También habla con ellos Cristina Kirchner (esta semana fuera del  país) y su hijo Máximo Kirchner. Sus sugerencias las «terceriza» a través de Pérsico y Grabois. Por eso él mismo pidió no demonizar al referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y su pata política, Patria Grande, que logró imponer un par de candidatos en las listas de diputados del Frente de Todos. «Yo lo respeto y valoro mucho», frenó las críticas Fernández.

Del otro lado, más radicalizados, están la Corriente Clasista y Combativa, el Partido Obrero y Libres del Sur de Héctor Tumini.

La calle fue el reflejo de la política y de las negociaciones. Y de como se gestó y se votó dentro del Congreso el proyecto de ley. Las objeciones en Diputados al proyecto consensuado partieron precisamente de la izquierda y del bloque de Graciela Camaño que con Libres del Sur es parte de Consenso Federal con Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey como fórmula presidencial.

La votación terminó 222 a favor y hubo una sola abstención: la de la diputada del Frente de Izquierda Mónica Schlotthauer.

El acuerdo con «Los Cayetanos»

Juan Grabois lidera el MTE, Patria Grande y es líder en la CTEP que integra con otros movimientos
Juan Grabois lidera el MTE, Patria Grande y es líder en la CTEP que integra con otros movimientos

La semana pasada, después de una movilización al ministerio que encabeza la ministra Carolina Stanley y de una oferta que consideraron insuficiente, «Los Cayetanos» (CTEP, Barrios de Pie y la CCC) fueron recibidos por los bloques opositores en el Congreso. Fue el primer paso para empujar una ley y evitar roces callejeros. El fin de semana se redactó un proyecto que el lunes firmaron todos excepto la izquierda y el bloque que lidera Camaño. Grosso y Cristina Alvarez Rodríguez puntearon uno a uno los votos con los que contaban y con 136 (sobrado quórum) apuraron el pedido de sesión que sí acompañaron la izquierda y Camaño. Cuando el oficialismo aceptó negociar, se sentaron a consensuar los artículos.

El mágico número tiene un trasfondo político atado a la construcción política, la campaña y el resultado de las PASO: Alberto Fernández consolidó su vínculo con los gobernadores del PJ, excepto el salteño Urtubey y el cordobés Juan Schiaretti. En efecto dominó los diputados ahora representan una unidad hace un año imposible y rompieron la alianza de la Casa Rosada con algunas provincias.

Sin embargo el equilibrio a veces depende de imponderables. Y en un mensaje público que ya había expresado en privado Fernández mandó un mensaje en la víspera de la sesión: «Evitemos estar en las calles, evitemos generar situaciones que puedan llamar a la confrontación y a la violencia, porque lo único que nos falta a los argentinos es padecer la violencia. Le pido a los argentinos que no perdamos la calma, todos sabemos que estamos en una situación difícil y todos sabemos de la justicia de los reclamos. Pero todos debemos saber también que debemos intentar no complicar más el escenario difícil que tenemos».

Así blanqueó lo que venía diciendo en privado a los integrantes del Evita y a Juan Grabois, uno de los más radicalizados. Y aunque lo defendió, también es cierto que la semana pasada Grabois recibió un ‘reto’ de parte de Hebe de Bonafini que habitualmente es de las más confrontativas y exacerbadas y esta semana, además, criticó a los piqueteros más duros. La otra ‘reprimenda’ la hizo el gobernador Gerardo Zamora, muy cercano al candidato, quien reprochó su mensaje a favor de una reforma agraria que ‘asustó’ a un Círculo Rojo que empieza a mirar con otros ojos a Fernández tras las PASO.

Esta semana la irrupción de la CTEP en el shopping Patio Bullrich fue considerado ‘fuego amigo’. Otras vez hubo críticas que apuntaron a Grabois que a su vez se despegó de la movida. Se atribuyó toda la responsabilidad el líder porteño Rafael Klejzer. «Nos equivocamos» reconoció y aseguró que Grabois no había sido notificado porque la horizontalidad del movimiento no lo obliga.

El pedido de calma de Fernández llegó en la noche del miércoles desde Tucumán, después de las declaraciones de Klejzer y después de los nuevos incidentes en la 9 de julio. Desde la izquierda lo acusaron de bancar la «represión» y le marcaron, tal vez, la «cancha» a futuro.

«Hay calma. Alberto quiso decir que hay que cuidarse para que no haya represión, porque este gobierno hizo un desastre en el país y cualquier problema que haya puede generar un desastre», interpretó alguien que suele hablar con México 337. Otro dirigente aseguró que «no está en contra de la movilización, es necesaria y legítima, pero le preocupa que una fricción genere una tragedia, está pensando con responsabilidad». Y agregó que los planes que se delinean en el albertismo apuntan a una política que genere más empleo que planes sociales.

Daniel Arroyo es una de los dirigentes en contacto con movimientos sociales (Maximiliano Luna)
Daniel Arroyo es una de los dirigentes en contacto con movimientos sociales (Maximiliano Luna)

En su estilo, Alberto Fernández habla con todos aunque con Grabois y con Pérsico especialmente como también lo hace la ministra Carolina Stanley. «Hablamos con todos», le respondió Pérsico a Infobae. Y recordó cómo saltaron varias veces la grieta: el proyecto al que le dio media sanción Diputados es el tercero que sale por unanimidad. «Eso es construir políticas de Estado», reivindicó para sus propias iniciativas y señaló que los movimientos sociales han buscado acuerdos tanto con los funcionarios de Cambiemos como con la oposición y que en el caso de la agrupación que lidera no hay antecedentes de incidentes que los involucren. Lo que no hace falta aclarar es que su corazón es peronista y que su militancia es a favor de los Fernández.

«No me gusta para nada la estigmatización que se hace de las organizaciones sociales«, resaltó Agustín Rossi desde adentro del recinto y reivindicó el rol que cumplen desde el 2001 cuando se potenciaron tras los cacerolazos, el «que se vayan todos» y las asambleas populares. Fue un guiño para los referentes que no movilizaron frente al Congreso. Y que tienen presentados, a través de sus diputados amigos, otros cinco proyectos sociales en el Congreso. El primero es una emergencia para el tratamiento de adicciones. El segundo en importancia es la creación de un fideicomiso que permita a los horticultores comprar tierra en lugar de pagar alquileres altos. Ambas iniciativas fueron consensuadas con la Iglesia porque además de hablar con curas y algunos obispos, todos ellos tienen diálogo con el Papa.

Fuente: El Territorio

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nacional

La crisis de Bolivia desató una fuerte tensión entre la diplomacia de Mauricio Macri y la de Alberto Fernández

La debacle de Bolivia tras la salida traumática del poder de Evo Morales expuso en las últimas horas una grave crisis en el diagrama de la política exterior argentina donde se cristalizó una fuerte tensión entre Mauricio Macri y el presidente electo Alberto Fernández que va más allá de la retórica y se tradujo en preocupantes diferencias de operatividad en la diplomacia.

Macri no sólo evitó hablar de un golpe de Estado en Bolivia sino que empezó a tender puentes diplomáticos con sus aliados regionales como Jair Bolsonaro (Brasil), Iván Duque (Colombia) y Sebastián Piñera (Chile) para esgrimir un discurso conjunto ante la crisis de Bolivia. El Presidente no quiere hablar de un golpe de Estado y esperará que haya un informe detallado de la OEA u otro organismo internacional para saber todo lo que ocurrió en La Paz. También busca ganar tiempo para ver el desarrollo de los acontecimientos antes de tomar una definición.

Para garantizar la vida institucional de Bolivia, las Fuerzas Armadas no tienen que tener un rol más protagónico que las que le marcan las leyes de Bolivia. Allí hay mecanismos para decidir la crisis institucional”, dijo el canciller Jorge Faurie para sustentar la línea de Macri.

La postura de Fernández es diametralmente opuesta a la de Macri: denunció un golpe de Estado en Bolivia, activó los canales diplomáticos para dar asilo a Evo Morales en México y tendió puentes de las relaciones exteriores para dar contención al presidente saliente de Bolivia.

Estas diferencias de lectura sobre la crisis que dejó a Evo Morales fuera del poder se tradujeron en la práctica en acciones divergentes entre Macri y Fernández. Ambos habían mantenido diferencias abismales hasta ahora en temas de política exterior como el FMI, las relaciones con Washington, el acuerdo Unión Europea-Mercosur, el Grupo Puebla versus el Grupo Lima o la forma de encarar la economía en su relación con el mundo. Pero hasta ahora nunca llevaron a la práctica esa retórica contrapuesta como sucede ahora con el caso Bolivia.

En la Cancillería hay una rebelión interna ante la crisis de Bolivia. Por lo pronto, la Asociación del Personal de Servicio Exterior (Apsen) que reúne gremialmente al 90% de los funcionarios de carrera diplomática emitió un comunicado diametralmente contrario a las apreciaciones de Faurie. “Seguimos con atención la situación de los funcionarios diplomáticos que están asistiendo a los argentinos en la Embajada y nuestros 6 consulados en Bolivia, a raíz de la violencia y el golpe de Estado que depuso al Presidente Evo Morales, el cual condenamos”, expresó el comunicado de los diplomáticos argentinos en abierto desafío a la Casa Rosada.

Esto puso en un duro enfrentamiento al canciller Jorge Faurie con el espinel mayoritario que hace girar los engranajes del Palacio San Martín. No fueron, en este contexto, casuales las palabras de ayer de Fernández dedicadas al canciller de Macri: “Faurie es un hecho desgraciado de la diplomacia argentina”, dijo.

Macri analizó ayer en el gabinete el caso de Bolivia y expuso por qué no cree que hubo un golpe de Estado
Macri analizó ayer en el gabinete el caso de Bolivia y expuso por qué no cree que hubo un golpe de Estado

Además, los funcionarios de carrera de la Cancillería están en alerta por nuevos pedidos de asilo político que puedan llegar del disuelto gabinete de Evo Morales. En la embajada argentina en La Paz el embajador Armando Alvarez García ya refugió al ex ministro de Gobierno boliviano Carlos Romero y en las últimas horas se sumó al asilo la ex ministra de Planificación Mariana Prado. Pero según pudo saber Infobae, hay al menos otros cinco ex funcionarios de Evo Morales que también deslizaron al embajador argentino sobre la posibilidad de pedir asilo en la Argentina en lo inmediato.

Asilos y seguridad

Existe un tema de seguridad que preocupa en este caso: la embajada en La Paz sólo tiene un policía de custodia y Alvarez García teme que una manifestación de la oposición a Morales termine por incendiar o ingresar a la sede diplomática. Ayer, el Ministerio de Seguridad había instruido todo para enviar una dotación de 10 gendarmes de custodia especial.

“No podemos negar el asilo porque es una cuestión de derecho internacional, más allá de que el gobierno argentino no reconozca aun que aquí hubo golpe de Estado”, le dijo desde La Paz el embajador argentino a un viejo amigo del radicalismo que anoche lo llamó por teléfono desde Buenos Aires. Es que la UCR ya dio su fundamentación pública en favor de Morales y contra el golpe de Estado.

Cristina Guzmán, que hoy preside en la Cancillería la Comisión Binacional para el aprovechamiento de la Alta Cuenca del rio Bermejo y Río Grande Tarija expresó a Infobae sin vueltas que “al gobierno le puede gustar o no la figura de Evo Morales pero no puede negar que en Bolivia hubo un golpe de Estado y que no fueron fuegos de artificio para una alternancia de poder”. El dato no es menor ya que esta dirigente de la UCR de Jujuy tiene muy buenas relaciones con Bolivia y en el Palacio San Martín es muy escuchada por su trayectoria política en su trabajo por la hermandad entre los gobiernos bolivianos y el argentino.

El ex vicecanciller de Cristina Kirchner, Eduardo Zuain escribió en su Facebook una suerte de advertencia para su colegas diplomáticos: “les recuerdo a los se cuidan con las palabras y evitan la condena que todo queda grabado en la Memoria. Hubo golpe de Estado fascista en Bolivia”. Este aliado del kirchnerismo predica en las filas de Fernández y traducido al idioma de la política de base peronista su mensaje fue claro: en el futuro inmediato se analizará quiénes son los funcionarios de la Cancillería que se alinearon con Evo Morales y aquellos que elidieron hablar de un golpe de Estado.

En paralelo a todo este universo de la diplomacia estatal se desarrolla una diplomacia casi paralela en las sombras desde las oficinas de Fernández en Puerto Madero. Como adelantó ayer Infobae, Fernández mantuvo en las últimas horas un diálogo con los presidentes Manuel López Obrador (México), Martín Vizcarra (Perú) y Abdo Benítez (Paraguay) en donde se gestó el plan para dar asilo en México al ahora ex presidente boliviano.

No son los únicos gestos. Fernández instruyó ayer a sus asesores y amigos, los legisladores del Parlasur Eduardo Valdés y Jorge Taiana que promuevan en Montevideo un duro comunicado contra el golpe a Morales. Pocas horas después, el Parlasur emitía un comunicado en rechazo “al golpe cívico militar en curso en Bolivia, así como la estrategia de violencia política extrema instrumentada por las milicias privadas con la complicidad de mandos militares y policiales contra integrantes del gobierno y sus familias”.

En el mismo comunicado del Parlasur, que Fernández festejó como uno de sus primeros éxitos diplomáticos de su gestión, por ahora fantasma, instó también a los presidentes de la región a “demandar la protección de Evo Morales y los integrantes de los poderes Ejecutivo, Legislativo y gobiernos locales ante la ola de violencia desatada por los promotores del golpe de Estado”.

Según relató ayer el eventual canciller de Alberto Fernández, Felipe Solá, en su diálogo con Macri el presidente electo le pidió que “por favor se cuidara muy bien” de no largar al funcionario de Evo Morales asilado en la embajada en La Paz sin una razón. Fernández también le planteó a Macri que los consulados estuvieran todos abiertos para eventuales pedidos de asilo. Sin embargo, desde la Cancillería adujeron un escollo legal: los consulados no están habilitados para dar asilo.

Alberto Fernández ya encontró también aliados en la Unión Europea para movilizar un apoyo internacional por Evo Morales. Le transmitió al premier francés Emmanuel Macron la grave situación de Bolivia y también le hizo llegar sus impresiones sobre Bolivia al primer ministro portugués Antonio Costa y al presidente de España Pedro Sanchez.

La diplomacia es el arte de los posible cuando no encuentra divergencias internas. El caso de Bolivia expone dos diplomacias que trabajan en forma paralela en la Argentina y descolocan al mundo.

Fuente: infobae

Continue Reading

Nacional

Aumentó fuerte el crédito privado en octubre, un boom que no es tal

La evolución del crédito bancario a empresas y familias es una variable relevante porque permite anticipar cierto comportamiento del nivel de actividad. Desde el inicio de la crisis del 2018 es una de las variables más castigadas. La reciente recuperación no es una señal que permite ser optimista.

El stock de préstamos privados en pesos se elevó a $1.764.683 millones a fin de octubre pasado. Esto implicó un crecimiento mensual del 4% y del 8% interanual. En los últimos dos meses, se observa una fuerte reacción del crédito privado. Después de la paliza que viene sufriendo el crédito privado, con fuertísimas caídas en términos reales (de más del 25% desde que se inició la crisis en 2018), los últimos datos son una inyección de alivio y de esperanza en que pueda verse algún impacto, positivo, en el nivel de actividad en el corto plazo. Ya que el crédito bancario suele anticipar, de alguna manera, el comportamiento de la actividad doméstica, a pesar que el mercado crediticio local es exiguo en términos del PBI y frente a las comparaciones internacionales.

Así y todo, permite vislumbrar posibles efectos en la demanda interna. Sin embargo, este aparente “boom” crediticio que vive el sistema financiero local en el último bimestre no sería tan así. Antes de pasar a analizar el porqué vale señalar que el stock de préstamos privados en dólares ha retrocedido a niveles de u$s11.848 millones a fin de octubre. Desde las PASO los créditos privados en dólares, la contracara de los argendólares, o sea, de los depósitos privados en dólares, acusan una caída de u$s4.400 millones (un 37% del stock total).

Lo que ocurre es que el reciente “boom” crediticio está principalmente explicado por el accionar conjunto del inicio del desarme del stock de Letras de Liquidez del BCRA (Leliq) y por la caída de depósitos privados en dólares (con la consiguiente pérdida de reservas del BCRA, vía encajes de argendólares). Debe recordarse que el BCRA en la previa electoral, ajustó el programa monetario induciendo a que los bancos cancelaran los préstamos privados en dólares, que en su mayoría están en manos de empresas vinculadas al sector exportador. De esta manera esperaba el Central que los bancos recuperaran una oferta adicional de divisas para canalizar en el mercado cambiario interno. Fue así como se fueron recortando y precancelando, cuando las pautas contractuales lo permitían los créditos otorgados en dólares. No puede soslayarse que en paralelo hubo una corrida contra los argendólares, que cayeron desde las PASO más de u$s13.400 millones (las reservas vía encajes cayeron en más de u$s7.500 millones).

Por lo tanto lo que fueron haciendo los bancos, con sus clientes exportadores, es decir, los que tenían créditos en dólares (prefinanciación o financiación de exportaciones, etc.) fue armando un producto financiero “sintético” por el cual le transformaban el préstamo en dólares a pesos y le garantizaban un tipo de cambio (o sea, una especie de seguro de cambio). De esta manera cayó abruptamente el stock de préstamos en dólares y creció muy fuerte el de pesos. Hay que recordar que el último salto del tipo de cambio implicó que muchas entidades vulneraran los niveles de exposición cambiaria en términos del patrimonio, según la normativa del BCRA. Por ello debían reducir dicha exposición y ofrecer a cambio financiación en pesos.

Por ello se observa que entre septiembre y octubre el stock promedio mensual de los préstamos privados en pesos aumentó $53.000 millones y $70.300 millones respectivamente. Mientras que por el lado de los créditos en dólares hubo una caída de u$s3.400 millones en esos meses. Por eso es que no puede considerarse a semejante aumento del crédito privado un boom, y menos, esperar que haya algún impacto en el nivel de actividad.

Los datos oficiales del BCRA muestran que por el lado de los préstamos privados en dólares, la reducción del stock en todas las líneas, principalmente, Documentos y solo Tarjetas muestra un leve aumento. Mientras que por el lado del financiamiento en pesos al sector privado, las líneas vinculadas con Adelantos en cuenta corriente y con Documentos son las que explican la mejora con aumentos de $50.000 millones y $37.000 millones respectivamente en los dos últimos meses, en los saldos promedio mensuales.

También hubo una mejora vía Tarjetas que aportaron otros $42.000 millones en el saldo promedio mensual de setiembre y octubre.

El resto de las líneas siguen en franco retroceso, como Personales que encadenan 6 meses de caídas y Prendarios con más de un año de caídas sostenida.

AMBITO

Continue Reading

Nacional

PREFECTURA CONTROLA CUMPLIMIENTO DE LA VEDA DE PESCA

La Prefectura Naval Argentina informó que, acorde Resolución Nº 392/2019 del Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables de la provincia de Misiones, se transita un período de veda total de pesca en las aguas del río Paraná, jurisdicción de la mencionada provincia. La medida abarca tanto la pesca deportiva como la comercial, a partir desde el 4 de este mes hasta las 24 horas del 20 de diciembre del corriente año. Asimismo y acorde lo establecido en el artículo tercero de la resolución nombrada, durante la vigencia de la veda se autoriza exclusivamente la pesca de subsistencia, entendida como la practicada por el pescador desde la costa, con permiso respectivo, destinada a su consumo y al de su familia, prohibiéndose totalmente la comercialización de dicho producto. A los efectos del cumplimiento de la normativa, Prefectura refuerza los patrullajes en la zona, en el marco de las funciones delegadas de Policía Auxiliar Pesquera. El incumplimiento de la norma será sancionado conforme a lo establecido por la Ley XVI Nº 8 (antes Ley Nº 1.040/78) y Decretos Reglamentarios. Ante cualquier consulta, comunicarse con la dependencia más cercana, al 106 Emergencias náuticas o Servicio Marítimo: VHF-Canal 16.

«Se transita un período de veda total de pesca en las aguas del río Paraná, jurisdicción de la mencionada provincia»

Fuente: Noticias de la calle

Continue Reading

Trending

Tel.: 0800-777-7492 | info@andresitoya.com.ar | Comandante Andresito | Misiones | Argentina | Copyright ©2019 Todos los Derechos Reservados