Contactenos

Ciencias

Nuestros datos de hoy, motor del empleo del mañana

En la asignatura de Impacto Ambiental recomiendo a principios de curso dos películas: una es Acción Civil (A Civil Action, de Steven Zaillian, 1998) y la otra, Erin Brockovich (Steven Soderbergh, 2000). Ambas son películas interesantes para plantear la relación que existe entre las personas y los datos.

En general, los seres humanos tendemos a manejar mal las cifras. Trabajar con ellas nos supone gran esfuerzo mental, tiempo de dedicación y una extensa formación para el manejo de los números. Las matemáticas son complicadas y su aprendizaje laborioso.

Nuestra forma natural de abordar un problema es a través de las emociones, los sentimientos y la intuición. Pero esta estrategia no siempre funciona cuando se manejan grandes volúmenes de datos. Dos ejemplos: la sucesión de Goodstein y la conjetura de Collatz. La primera es un algoritmo que, para un número dado, y siguiendo un procedimiento que parece creciente, finaliza siempre en cero. La segunda es otro algoritmo que también parece creciente, pero que, al cabo de varios pasos, finaliza en uno.

La mayor parte de los problemas interesantes que aparecen en la vida son de tipo no lineal y con muchas variables. Las ecuaciones que los representan son extraordinariamente complicadas y hasta hace muy poco no podíamos resolverlas numéricamente. Generábamos respuestas construidas a base de pruebas, de aciertos y errores, de estrategias de supervivencia. Así, con el tiempo, la respuesta se iba optimizando.

iStock
iStock

El paraíso de los datos

A diferencia de las personas, los ordenadores manejan muy bien las cifras. Hoy en día, la mayor parte de la información queda registrada en forma de datos, de manera que los sistemas informáticos tienen acceso a más conocimiento sobre nosotros que nosotros mismos.

Todo lo que hacemos genera datos. Actualmente, estamos trabajando en el orden de zettabytes o ZB (un uno seguido de 21 ceros) y somos aproximadamente 7.500 millones de personas. Con una división sencilla, podemos obtener los datos por persona y el resultado es del orden de 100 gigabytes o GB (un uno seguido de 11 ceros) por individuo. Es evidente que la distribución de la información que generamos no es uniforme, pero estos números reflejan la situación actual.

Los datos son un recurso, como el petróleo, el oro, el cobre o la tierra. Pero son un bien diferente a todos los que conocíamos hasta ahora: se pueden duplicar o centuplicar por costes prácticamente insignificantes. Y todos podemos disponer de ellos a la vez.

Los sistemas que utilizan toda esa información que generamos son más seguros que nosotros mismos y, además, nos proporcionan servicios que muchas personas aceptamos de buen grado. Los asistentes de voz, como Siri (de Apple) o Alexa (de Amazon) están teniendo mucho éxito entre los usuarios. Y prácticamente todas las grandes empresas quieren sustituir sus obsoletos centros de llamadas por asistentes de voz con diversas funcionalidades.

El éxito de estos sistemas refleja un comportamiento que subyace en el ser humano y del que muy pocas veces somos conscientes: no nos importa dar mucha información si a cambio obtenemos aquello que deseamos. Si buscamos los síntomas de una enfermedad, una dirección, una persona o el lugar donde estuvimos de vacaciones hace un año, nos proporcionarán aquella información que solicitamos.

Y más allá de los datos que las personas generamos constantemente (a veces, de forma involuntaria), está el fenómeno de la sensorización y el internet de las cosas (IoT), que proporciona mucha otra información relevante sobre nuestro entorno. La sociedad que estamos construyendo es distinta a las anteriores: los nuevos medios tecnológicos nos permiten tener mejores servicios, con mayor eficiencia, con mayor sostenibilidad y cada vez con menor tiempo de espera.

La información como oportunidad

Las redes de datos han generado una revolución en la economía que tiene dos caras. Por una parte, la social: WhatsApp y Twitter han hecho más por la alfabetización digital de la sociedad que ningún programa de formación gubernamental. Y por otra, la laboral: Hay millones de empleos relacionados con el análisis de datos y la generación de servicios basados en esos datos.

Entre muchos otros, un ejemplo, en el área del medio ambiente, es el control de la calidad del aire. Gracias a los sistemas de sensorización de bajo coste podemos monitorizar la calidad del aire en la calles, en las estaciones y en los vagones del metro, en los aparcamientos y en las grandes instalaciones comerciales o de ocio.

Aplicación Aire de Madrid. Ayuntamiento de Madrid
Aplicación Aire de Madrid. Ayuntamiento de Madrid

Luego, utilizando redes de comunicaciones –ya sean redes telefónicas 4G o 5G o redes VLAN–, podemos procesar e interpretar esos datos e informar en tiempo real a los usuarios a través de aplicaciones móviles. De hecho, ya existen algunas herramientas de este tipo, como la desarrollada para la ciudad de Madrid o la aplicación AirACT, creada por la Universidad Politécnica de Cataluña en colaboración con la ONG Ecologistas en Acción.

Hoy, podemos prevenir y responder a las catástrofes naturales utilizando redes de cooperación basadas en la información proporcionada en tiempo real por las personas que se encuentran en las zonas afectadas y la coordinación de profesionales a través de aplicaciones móviles.

La información puede llegar a ser tan útil y positiva como quieran las personas creativas, con talento y capacidad de innovación que sepan aprovecharla.

Uno de los aspectos negativos de todo esto (el que más tensión va a producir en la sociedad) es que los nuevos servicios perjudican a los antiguos. Muchos puestos de trabajo van a desaparecer, tarde o temprano, pero la actitud más inteligente es facilitar que nuestra sociedad desarrolle nuevos servicios. Si no, el día de mañana no solo habrán desaparecido los empleos desfasados, sino que los nuevos llegarán de parte de organizaciones ubicadas en sociedades más abiertas a los cambios y los avances.

Las personas generamos ingentes cantidades de datos, que son un recurso crucial para los empleos del futuro. Favorecer las actividades ligadas a la información que producimos es una necesidad en la sociedad del siglo XXI, sobre todo, si queremos ofrecer oportunidades laborales a los más jóvenes.

Luis Ignacio Hojas Hojas:Profesor Titular. Área Tecnologías del Medio Ambiente., Universidad Politécnica de Madrid (UPM)

Publicado originalmente en The Conversation.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciencias

El Museo Yaparí expone 30 obras imprescindibles

Quedó inaugurada la muestra permanente de la pinacoteca del Museo provincial de Bellas Artes Juan Yaparí, en la planta alta del edificio ubicado en la calle Sarmiento 1885.
Son 30 obras que constituyen el patrimonio museístico y que quedaron accesibles al público con un acto que tuvo lugar la noche del miércoles.
Las piezas pictóricas y esculturas pueden verse hasta fin de año, cuando se recambien por otras que también pertenecen al museo.
Cada obra tiene una ficha descriptiva y además cuenta con un código QR, que se puede escanear con el teléfono celular para acceder a un audio con información sobre el artista.
Para reinaugurar la pinacoteca, que permaneció cerrada desde 2007, desde la Dirección de Patrimonio Cultural y Museos de la Provincia, dependiente de la Subsecretaría de Cultura, se llevó adelante un proceso de restauración de las obras, que en su primera etapa tomó dos años y que continúa con la puesta en valor de cada pieza que integra el acervo del Yaparí.
“Fue un trabajo arduo y muy comprometido de restauración de las obras de la pinacoteca, esta primera muestra permanecerá seis meses y será reemplazada a final de año por otras obras que están siendo abordadas ahora por especialistas”, detalló a los presentes Zulma Pittau, directora general de Patrimonio Cultural y Museos, en la ceremonia apertura. 
Por su parte, la subsecretaria de Cultura, Lucía Mikitiuk, expresó que “nos propusimos rescatar el patrimonio, poner en valor estas obras, algunas tienen muchos años y, que sean accesibles a toda la comunidad. Es un trabajo que no está terminado sino que está en plena ejecución, porque la idea es que las obras puedan rotar cada seis meses en el espacio del primer piso, mientras que en planta baja están las muestras transitorias”.
El Museo Juan Yaparí tiene una colección de 300 obras que integran la pinacoteca, actualmente, desde la Dirección de Patrimonio se realiza un nuevo inventario para constatar el estado de las obras y relevar qué tareas de conservación requieren.
“La Pinacoteca provincial es un patrimonio de arte de relevancia histórica y cultural, es una amplia colección que comprende obras de artistas nacionales y regionales de la pintura, la escultura, la fotografía”, indicó Pittau en diálogo con El Territorio.
El museo se puede visitar de lunes a viernes de 8 a 12 y de 16 a 20. 

Fuente: El Territorio

Continue Reading

Ciencias

NASA enviará a una mujer por primera vez a la Luna en 2024 en la misión Artemis

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) mandará a una mujer por primera vez a la Luna en 2024, dentro de su proyecto «Artemis» (Artemisa) que también supondrá el retorno de las misiones tripuladas al satélite de la Tierra.

«Este programa va a permitir a una nueva generación de chicas jóvenes, como mi hija, que se vean (reflejadas) de tal manera que no lo harían de otra forma», dijo el administrador de la NASA, Jim Bridenstine, en un acto con empleados de la agencia trasmitido por internet.

[El autor de «The Martian» anticipa un futuro cercano con colonias lunares]

Jim Bridenstine
Jim Bridenstine

Bridenstine insistió en que le gustaría que su hija, de 11 años, se vea reflejada en los astronautas -una mujer y un hombre- que van a viajar a la Luna en 2024 y recordó que en la década de los sesenta las jóvenes no disponían de ese tipo de modelos de referencia.

El presidente, Donald Trump, anunció en su cuenta de Twitter la reanudación de los vuelos a la Luna y Marte.

«Bajo mi administración, estamos restaurando la grandeza de la NASA y vamos a regresar a la Luna, luego a Marte. ¡Estoy actualizando mi presupuesto para incluir 1.600 millones de dólares adiciones para que regresemos al Espacio de una Gran Manera!», tuiteó.

Bridenstine destacó «el gran voto de confianza» que la Administración de Trump ha depositado en la NASA con la concesión de esos 1.600 millones de dólares extra.

Señaló que el viaje de 2024 será solo el comienzo, ya que el objetivo es tener una presencia continuada en la Luna y mandar cada año un misión.

En marzo, el vicepresidente, Mike Pence, ratificó el compromiso de la Administración de Trump de retornar a la Luna en los próximos cinco años, y vaticinó que la primera mujer y el próximo hombre que vuelvan a pisar el satélite de la Tierra serán estadounidenses.

El próximo julio se celebrará el 50 aniversario de la llegada del hombre a la Luna de la mano de la misión Apolo 11.

Durante esa misión, que partió de la Tierra el 16 de julio de 1969 y aterrizó cuatro días después en la Luna, Buzz Aldrin y Neil Armstrong, ambos astronautas estadounidenses, lograron caminar sobre la superficie lunar.

En 2011, la NASA puso fin a los vuelos de sus transbordadores espaciales y, desde entonces, depende de Rusia para llevar a sus astronautas a la Estación Espacial Internacional (EEI).

Trump pidió en abril de 2017, tres meses después de asumir el cargo, que la NASA acelerara «un poco» sus planes de exploración espacial, cuya meta es enviar humanos a Marte en la década de 2030, para que un estadounidense pise el planeta rojo durante su primer mandato o, «en el peor de los casos», en un eventual segundo.

Fuente: infobae

Continue Reading

Ciencias

Dieta disociada para adelgazar: lo que dice la ciencia sobre la dieta más buscada

En las cercanías del verano no son pocas las personas que buscan opciones para adelgazar y entre las dietas más buscadas se encuentra la dieta disociada. ¿Qué dice la ciencia sobre ella?.

En qué consiste la dieta disociada

Las dietas disociadas, aunque pueden tener muchas variantes, se basan en «disociar» o no mezclar nutrientes de los alimentos bajo el fundamento de que nuestro cuerpo no está preparado para digerir y metabolizar adecuadamente hidratos y proteínas al mismo tiempo, por lo que su ingesta en conjunto puede hacernos engordar.

Así, las dietas discociadas dividen a los alimentos en tres grandes grupos:

  • Glúcidos: son los alimentos ricos en hidratos de carbonoprincipalmente, como cereales, legumbres, harinas y derivados, patatas, dulces y chocolates.
  • Proteicos: se incluyen en este grupo carnes, pescados y mariscos, huevos y lácteos porque son los que ofrecen proteínas en mayor medida.
  • Neutros: son los alimentos en los que no predominan ni hidratos ni proteínas como por ejemplo: aceites vegetales, mantequilla y verduras varias (no amiláceas).
¿Tiene sentido separar hidratos de proteínas? Lo que dice la ciencia sobre la dieta disociada

EN VITÓNICA¿Tiene sentido separar hidratos de proteínas? Lo que dice la ciencia sobre la dieta disociada

Para poner en práctica la dieta disociada se recomienda no mezclar alimentos glúcidos con proteicos y de allí deriva el mito de no mezclar, el cual no tiene sentido biológico. Tal y como señala un estudio publicado por científicos de Bélgica, las enzimas de nuestro cuerpo actúan simultáneamente pudiendo digerir al mismo tiempo hidratos y proteínas sin problema. De hecho, en la mayor parte de los alimentos en su forma natural encontramos ambos nutrientes, como es el caso de cereales integrales en los que hay hidratos y también, proteínas vegetales.

Por otro lado, la dieta disociada propone intentar que siempre en cada plato y acompañando tanto a hidratos como proteínas exista algún alimento neutro. Asimismo, se sugiere reducir los azúcares y grasas.

disociada

Dentro de las dietas disociadas encontramos variedad de alternativas como por ejemplo la, dieta de Beverly Hills, la dieta de la sopa de col que siempre incluye esta sopa a base de vegetales y cada día por una semana se puede ingerir un alimento diferente sin mezclarlos entre sí; la dieta o régimen de Antoine o la dieta de los 9 días, entre otras teniendo todas ellas alguna característica que la distingue de las otras.

Platos permitidos en una dieta disociada

Para que nos aproximemos un poco más a conocer en qué consiste la dieta disociada, en los menús encontramos opciones como huevos cocidos con verduras varias, pudiendo así elaborar un plato de calabacín al horno con huevo o una ensalada de brócoli con huevo.

Dieta DASH: una dieta que sí funciona para perder peso y controlar la hipertensión

EN XATAKA CIENCIADieta DASH: una dieta que sí funciona para perder peso y controlar la hipertensión

También podríamos combinar pollo con verduras, gambas, pavo u otras carnes con hortalizas varias para respetar la premisa de combinar alimentos proteicos con neutros pero no con glúcidos. Así, otras recetas aptas para incluir en una dieta disociada serían por ejemplo unos tacos de lechuga con salteado de ternera, un estofado de ternera y verduras varias, o bien, un pollo al horno con ensalada fresca de vegetales verdes.

También es posible combinar alimentos glúcidos con neutros, así podemos acudir a una pasta de lentejas rojas con salteado de tomates cherry o bien, un arroz con brócoli, aunque la realidad es que la mayor parte de los menús de dieta disociada incluyen platos a base de proteínas y verduras, una razón más por la cual estas dietas favorecen el adelgazamiento.

Por qué se pierde peso con ella

La mayor parte de las dietas disociadas que encontramos en sitios web, revistas y demás incluyen un menú cerrado en el cual implícitamente se reducen considerablemente las calorías de la dieta o bien, se produce un estado de cetosis que favorece la pérdida de peso.

Es decir, las dietas disociadas favorecen el adelgazamiento por producir un déficit calórico o bien, por promover la ingesta de alimentos proteicos sin hidratos y así, estimular la cetosis y su consecuente quema de grasas. Sin embargo, como señala un estudio publicado en la International Journal of Obesity, la combinación de alimentos no influye en la pérdida de peso, por lo que, las dietas disociadas no funcionan por ser disociadas sino por otros factores.

disociada

Sin embargo, la no combinación de alimentos implica consumir platos menos variados, menos coloridos y menos atractivos tanto al paladar como a la vista, lo cual se traduce en una menor ingesta ya que a más sabores diferentes menos saciedad obtenemos como concluyeron científicos australianos porque obedecemos a estímulos sensoriales específicos.

Asimismo, un estudio publicado en Physiology & Behavior señala que la palatabilidad está estrechamente vinculada con la saciedad y la regulación del peso corporal, pudiendo una dieta menos apetecible favorecer la reducción de la ingesta y así, ayudarnos a perder peso.

Diferencia entre cetosis y cetoacidosis: no son lo mismo (y una es peligrosa)

EN VITÓNICADiferencia entre cetosis y cetoacidosis: no son lo mismo (y una es peligrosa)

Sin lugar a dudas el solo hecho de no mezclar hidratos y proteínas no hará que perdamos peso, sino que es la reducción calórica que proponen las dietas disociadas, la cetosis o la monotonía y falta de palatabilidad lo que verdaderamente hace que estas dietas funcionen.

Los posibles efectos secundarios

Como en todas las dietas de moda o en las que se prohíben alimentos o combinaciones de éstos, el riesgo es el efecto después de haber finalizado la propuesta, ya que varios días sin ingerir hidratos combinados con proteínas puede dar origen a un estado de ansiedad y a deseos de comer platos concretos de nuestro agrado en los que esta mezcla (glúcidos y proteicos) está presente y así, puede dar como resultado un descontrol al momento de comer.

disociada

Asimismo, la reducción en la ingesta que viene dada por la monotonía que suele caracterizar a la dieta disociada también puede incrementar el riesgo de sufrir carencias nutricionales, tal como lo apuntan científicos españoles y dado que se trata de dietas poco flexibles, su carácter estricto puede ocasionar estrés en el organismo según concluye un estudio publicado en la revista Appetite.

Y si a eso le sumamos que las dietas disociadas no muestran ventajas al momento de perder peso respecto a otras dietas en que hidratos y proteínas se combinan como lo demuestra una investigación publicada en la International Journal of Obesity, claramente se concluye que estas propuestas pueden representar riesgos sin que su eficacia esté probada y por ello, no tendría sentido alguno su práctica.

La ciencia no respalda la efecitividad de dietas disociadas para adelgazar y las diferentes propuestas que respetan sus premisas no están libres de efectos secundarios, por lo tanto, su práctica como la de otras dietas milagro queda desaconsejada.

Continue Reading

Trending

Tel.: 0800-777-7492 | info@andresitoya.com.ar | Comandante Andresito | Misiones | Argentina | Copyright ©2019 Todos los Derechos Reservados