Contactenos

Nacional

Mauricio Macri y Alberto Fernández ocuparon el centro del primer debate pero hasta la pelea fue muy guionada

Hubo algunos cruces fuertes pero en rigor escaso debate, entendido como discusión y contrapunto de ideas: fueron algunos chispazos y muchas exposiciones en modo “aviso” de campaña. Cada uno se ajustó al libreto propio. Mauricio Macri y Alberto Fernández lograron mantenerse en el centro, como ejes en todo sentido: gobierno que reconoce errores –algunos- y renueva sus promesas, y oposición dura que promete revertir la crisis. Roberto Lavagna quedó en segundo plano, jugando al papel de moderado y solvente. José Luis Espert y Nicolás Del Caño por derecha e izquierda fueron los más disruptivos. Y Juan José Gómez Centurión estuvo fuera de foco, incluso en el manejo de los tiempos.

La primera entrega de las presentaciones de los candidatos a presidente, en el Paraninfo de la Universidad del Litoral, dio tal vez algo más de lo que podía esperarse y, de manera previsible, quedó limitada al formato y reglas del encuentro avaladas por los propios protagonistas. Exposiciones con escaso margen alguno para la polémica. Todo, hasta la dureza de algunos y el tono de otros, pareció guionado o “coacheado”.

Macri y Alberto Fernández mantuvieron el centro de la escena
Macri y Alberto Fernández mantuvieron el centro de la escena

Ese marco tan estructurado no impidió, con todo, que cada candidato expusiera su estrategia, el hilván televisivo. Al contrario, lo hizo más visible.

Ese mismo esquema generó para los seis candidatos un mismo problema o al menos una misma solución. Expusieron sobre cuatro ejes (Relaciones internacionales, Economía, Derechos Humanos y diversidad de género, y Educación y salud). Eso mismo los mostró pendientes de los títulos, en dos sentidos: temático, para dar lineamientos generales, y mediáticos, para lograr alguna frase con repercusión.

La cuestión de fondo, el interrogante, es si alguno o varios de ellos lograron hablarle a algo más que su público. Cada equipo de campaña tendrá su respuesta, pero parece difícil que se hayan roto posiciones previas de manera significativa.

Macri y Alberto Fernández, se ha dicho, ocuparon y mantuvieron el centro de la escena. El Presidente logró a su manera aguantar la peor parte del juego –empezando por la economía- y respiró en los pocos tramos en que el fuego de cinco opositores debió dejar lugar a la diferenciación entre ellos mismos. El candidato más votado en las PASO ocupó precisamente el lugar de principal referente opositor, que quedó a tiro de piedra de la Casa Rosada. Fue por momentos más que duro, agresivo. Macri devolvió algunos golpes y en un caso, desbarrancó con una chicana sobre Axel Kicillof y el narcotráfico.

Espert criticó al Gobierno, al kirchnerismo y también a empresarios “prebendarios”, políticos tradicionales y sindicalistas.
Espert criticó al Gobierno, al kirchnerismo y también a empresarios “prebendarios”, políticos tradicionales y sindicalistas.

Macri buscó defender su gestión más en términos de lineamiento y de base “necesaria” para el crecimiento, que en números. Las cifras, especialmente en la economía, no le juegan a favor precisamente. De todos modos, como viene haciendo en su seguidilla de marchas pero con menos énfasis y más cuidado, ensayó una especie de autocrítica, limitada, sobre los malos cálculos iniciales y los errores, a diferencia de lo que promete para una nueva etapa si los votos acompañan. Fue algo así como afirmar que el ajuste fue necesario y que ahora vendría la compensación. El ajuste o el muy difícil capítulo económico que asoma estuvo virtualmente ausente, salvo en el caso de Espert y de manera breve.

Alberto Fernández pareció especialmente atento a no perder el lugar de principal opositor. Es curioso, porque eso es lo que ya exhibió en las primarias. Sin embargo, en casi todos los tramos arrancó cargando con mucha dureza contra Macri, antes que exponiendo sus propuestas. Puede que haya sido también un recurso para evitar que los otros competidores –Lavagna y más aún, Espert y Del Caño- lo colocaran como pieza de la crisis, es decir, como expresión de la suma de herencias: antes kirchnerista, después macrista.

Por eso, y también por razones personales que mezclan recelos, enojos y hasta desprecios, los cruces entre Macri y Fernández fueron los principales condimentos de un debate acotado. Macri habló del “cancherismo” de su adversario y lo vinculó con el estilo prepotente de Cristina Fernández de Kirchner. Fernández trató al presidente de mentiroso y dañino. Y de entrada, reivindicó a Daniel Scioli por al debate de 2015.

Del Caño cargó contra Macri y también contra Fernández (Adrián Escandar)
Del Caño cargó contra Macri y también contra Fernández (Adrián Escandar)

Sin embargo, en temas engorrosos, los dos prefirieron evitar definiciones de fondo. Un par de ejemplos. Alberto Fernández eludió una condena clara del régimen de Venezuela y sobre la despenalización del aborto, sólo dijo que “hay que tender a la legalización”. Tampoco fue preciso en las críticas al acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea. En este tema y en un par de puntos más, envió alguna señal a Lavagna, a quien desearía sumar en Economía si corona su proyecto presidencial.

También Macri esquivó temas complicados. No hizo referencia alguna al proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, cuyo debate allanó el año pasado. Jugó algunas cifras de gestión, en materia de deuda y salud, como respuesta a algunos cuestionamientos, aunque no entró de lleno en materias específicas de la economía o en cuestiones urticantes como el sistema de investigación.

Lejos del centro de discusiones, con perfil demasiado medido, quedó Lavagna. Es posible que haya querido resaltar su perfil moderado. Criticó con dureza la gestión macrista y también cuestionó el último tramo de gestión kirchnerista, es decir, el segundo mandato de CFK. Le costó, sin embargo, ahondar y afirmarse como tercera opción.

En cambio, más sueltos –también, más relegados en la carrera y en los números de las primarias- Espert y Del Caño lograron incomodar por momentos a los competidores. Espert criticó al Gobierno, al kirchnerismo y también a empresarios “prebendarios”, políticos tradicionales y sindicalistas. Del Caño planteó un tema que el resto ni rozó –la situación de Ecuador-, cargó contra Macri y también contra Fernández y no olvidó reiterar que “el capitalismo no va más”.

La primera entrega de las presentaciones de los candidatos a presidente, en el Paraninfo de la Universidad del Litoral. (Adrián Escandar)
La primera entrega de las presentaciones de los candidatos a presidente, en el Paraninfo de la Universidad del Litoral. (Adrián Escandar)

Lejos quedó Gómez Centurión. Tuvo problemas en casi todos los segmentos para ajustarse a los tiempos pautados. Y sólo pareció desafiante para el resto cuando expuso su rechazo frontal a la legalización del aborto.

La próxima cita será en la Facultad de Derecho de la UBA. Serán otros temas (Seguridad, Empleo, Federalismo y Calidad Institucional, y Desarrollo Social) y otros moderadores. En cambio, se mantendrá el formato. Habrá que ver si los candidatos logran un resultado más sustancial.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nacional

La crisis de Bolivia desató una fuerte tensión entre la diplomacia de Mauricio Macri y la de Alberto Fernández

La debacle de Bolivia tras la salida traumática del poder de Evo Morales expuso en las últimas horas una grave crisis en el diagrama de la política exterior argentina donde se cristalizó una fuerte tensión entre Mauricio Macri y el presidente electo Alberto Fernández que va más allá de la retórica y se tradujo en preocupantes diferencias de operatividad en la diplomacia.

Macri no sólo evitó hablar de un golpe de Estado en Bolivia sino que empezó a tender puentes diplomáticos con sus aliados regionales como Jair Bolsonaro (Brasil), Iván Duque (Colombia) y Sebastián Piñera (Chile) para esgrimir un discurso conjunto ante la crisis de Bolivia. El Presidente no quiere hablar de un golpe de Estado y esperará que haya un informe detallado de la OEA u otro organismo internacional para saber todo lo que ocurrió en La Paz. También busca ganar tiempo para ver el desarrollo de los acontecimientos antes de tomar una definición.

Para garantizar la vida institucional de Bolivia, las Fuerzas Armadas no tienen que tener un rol más protagónico que las que le marcan las leyes de Bolivia. Allí hay mecanismos para decidir la crisis institucional”, dijo el canciller Jorge Faurie para sustentar la línea de Macri.

La postura de Fernández es diametralmente opuesta a la de Macri: denunció un golpe de Estado en Bolivia, activó los canales diplomáticos para dar asilo a Evo Morales en México y tendió puentes de las relaciones exteriores para dar contención al presidente saliente de Bolivia.

Estas diferencias de lectura sobre la crisis que dejó a Evo Morales fuera del poder se tradujeron en la práctica en acciones divergentes entre Macri y Fernández. Ambos habían mantenido diferencias abismales hasta ahora en temas de política exterior como el FMI, las relaciones con Washington, el acuerdo Unión Europea-Mercosur, el Grupo Puebla versus el Grupo Lima o la forma de encarar la economía en su relación con el mundo. Pero hasta ahora nunca llevaron a la práctica esa retórica contrapuesta como sucede ahora con el caso Bolivia.

En la Cancillería hay una rebelión interna ante la crisis de Bolivia. Por lo pronto, la Asociación del Personal de Servicio Exterior (Apsen) que reúne gremialmente al 90% de los funcionarios de carrera diplomática emitió un comunicado diametralmente contrario a las apreciaciones de Faurie. “Seguimos con atención la situación de los funcionarios diplomáticos que están asistiendo a los argentinos en la Embajada y nuestros 6 consulados en Bolivia, a raíz de la violencia y el golpe de Estado que depuso al Presidente Evo Morales, el cual condenamos”, expresó el comunicado de los diplomáticos argentinos en abierto desafío a la Casa Rosada.

Esto puso en un duro enfrentamiento al canciller Jorge Faurie con el espinel mayoritario que hace girar los engranajes del Palacio San Martín. No fueron, en este contexto, casuales las palabras de ayer de Fernández dedicadas al canciller de Macri: “Faurie es un hecho desgraciado de la diplomacia argentina”, dijo.

Macri analizó ayer en el gabinete el caso de Bolivia y expuso por qué no cree que hubo un golpe de Estado
Macri analizó ayer en el gabinete el caso de Bolivia y expuso por qué no cree que hubo un golpe de Estado

Además, los funcionarios de carrera de la Cancillería están en alerta por nuevos pedidos de asilo político que puedan llegar del disuelto gabinete de Evo Morales. En la embajada argentina en La Paz el embajador Armando Alvarez García ya refugió al ex ministro de Gobierno boliviano Carlos Romero y en las últimas horas se sumó al asilo la ex ministra de Planificación Mariana Prado. Pero según pudo saber Infobae, hay al menos otros cinco ex funcionarios de Evo Morales que también deslizaron al embajador argentino sobre la posibilidad de pedir asilo en la Argentina en lo inmediato.

Asilos y seguridad

Existe un tema de seguridad que preocupa en este caso: la embajada en La Paz sólo tiene un policía de custodia y Alvarez García teme que una manifestación de la oposición a Morales termine por incendiar o ingresar a la sede diplomática. Ayer, el Ministerio de Seguridad había instruido todo para enviar una dotación de 10 gendarmes de custodia especial.

“No podemos negar el asilo porque es una cuestión de derecho internacional, más allá de que el gobierno argentino no reconozca aun que aquí hubo golpe de Estado”, le dijo desde La Paz el embajador argentino a un viejo amigo del radicalismo que anoche lo llamó por teléfono desde Buenos Aires. Es que la UCR ya dio su fundamentación pública en favor de Morales y contra el golpe de Estado.

Cristina Guzmán, que hoy preside en la Cancillería la Comisión Binacional para el aprovechamiento de la Alta Cuenca del rio Bermejo y Río Grande Tarija expresó a Infobae sin vueltas que “al gobierno le puede gustar o no la figura de Evo Morales pero no puede negar que en Bolivia hubo un golpe de Estado y que no fueron fuegos de artificio para una alternancia de poder”. El dato no es menor ya que esta dirigente de la UCR de Jujuy tiene muy buenas relaciones con Bolivia y en el Palacio San Martín es muy escuchada por su trayectoria política en su trabajo por la hermandad entre los gobiernos bolivianos y el argentino.

El ex vicecanciller de Cristina Kirchner, Eduardo Zuain escribió en su Facebook una suerte de advertencia para su colegas diplomáticos: “les recuerdo a los se cuidan con las palabras y evitan la condena que todo queda grabado en la Memoria. Hubo golpe de Estado fascista en Bolivia”. Este aliado del kirchnerismo predica en las filas de Fernández y traducido al idioma de la política de base peronista su mensaje fue claro: en el futuro inmediato se analizará quiénes son los funcionarios de la Cancillería que se alinearon con Evo Morales y aquellos que elidieron hablar de un golpe de Estado.

En paralelo a todo este universo de la diplomacia estatal se desarrolla una diplomacia casi paralela en las sombras desde las oficinas de Fernández en Puerto Madero. Como adelantó ayer Infobae, Fernández mantuvo en las últimas horas un diálogo con los presidentes Manuel López Obrador (México), Martín Vizcarra (Perú) y Abdo Benítez (Paraguay) en donde se gestó el plan para dar asilo en México al ahora ex presidente boliviano.

No son los únicos gestos. Fernández instruyó ayer a sus asesores y amigos, los legisladores del Parlasur Eduardo Valdés y Jorge Taiana que promuevan en Montevideo un duro comunicado contra el golpe a Morales. Pocas horas después, el Parlasur emitía un comunicado en rechazo “al golpe cívico militar en curso en Bolivia, así como la estrategia de violencia política extrema instrumentada por las milicias privadas con la complicidad de mandos militares y policiales contra integrantes del gobierno y sus familias”.

En el mismo comunicado del Parlasur, que Fernández festejó como uno de sus primeros éxitos diplomáticos de su gestión, por ahora fantasma, instó también a los presidentes de la región a “demandar la protección de Evo Morales y los integrantes de los poderes Ejecutivo, Legislativo y gobiernos locales ante la ola de violencia desatada por los promotores del golpe de Estado”.

Según relató ayer el eventual canciller de Alberto Fernández, Felipe Solá, en su diálogo con Macri el presidente electo le pidió que “por favor se cuidara muy bien” de no largar al funcionario de Evo Morales asilado en la embajada en La Paz sin una razón. Fernández también le planteó a Macri que los consulados estuvieran todos abiertos para eventuales pedidos de asilo. Sin embargo, desde la Cancillería adujeron un escollo legal: los consulados no están habilitados para dar asilo.

Alberto Fernández ya encontró también aliados en la Unión Europea para movilizar un apoyo internacional por Evo Morales. Le transmitió al premier francés Emmanuel Macron la grave situación de Bolivia y también le hizo llegar sus impresiones sobre Bolivia al primer ministro portugués Antonio Costa y al presidente de España Pedro Sanchez.

La diplomacia es el arte de los posible cuando no encuentra divergencias internas. El caso de Bolivia expone dos diplomacias que trabajan en forma paralela en la Argentina y descolocan al mundo.

Fuente: infobae

Continue Reading

Nacional

Aumentó fuerte el crédito privado en octubre, un boom que no es tal

La evolución del crédito bancario a empresas y familias es una variable relevante porque permite anticipar cierto comportamiento del nivel de actividad. Desde el inicio de la crisis del 2018 es una de las variables más castigadas. La reciente recuperación no es una señal que permite ser optimista.

El stock de préstamos privados en pesos se elevó a $1.764.683 millones a fin de octubre pasado. Esto implicó un crecimiento mensual del 4% y del 8% interanual. En los últimos dos meses, se observa una fuerte reacción del crédito privado. Después de la paliza que viene sufriendo el crédito privado, con fuertísimas caídas en términos reales (de más del 25% desde que se inició la crisis en 2018), los últimos datos son una inyección de alivio y de esperanza en que pueda verse algún impacto, positivo, en el nivel de actividad en el corto plazo. Ya que el crédito bancario suele anticipar, de alguna manera, el comportamiento de la actividad doméstica, a pesar que el mercado crediticio local es exiguo en términos del PBI y frente a las comparaciones internacionales.

Así y todo, permite vislumbrar posibles efectos en la demanda interna. Sin embargo, este aparente “boom” crediticio que vive el sistema financiero local en el último bimestre no sería tan así. Antes de pasar a analizar el porqué vale señalar que el stock de préstamos privados en dólares ha retrocedido a niveles de u$s11.848 millones a fin de octubre. Desde las PASO los créditos privados en dólares, la contracara de los argendólares, o sea, de los depósitos privados en dólares, acusan una caída de u$s4.400 millones (un 37% del stock total).

Lo que ocurre es que el reciente “boom” crediticio está principalmente explicado por el accionar conjunto del inicio del desarme del stock de Letras de Liquidez del BCRA (Leliq) y por la caída de depósitos privados en dólares (con la consiguiente pérdida de reservas del BCRA, vía encajes de argendólares). Debe recordarse que el BCRA en la previa electoral, ajustó el programa monetario induciendo a que los bancos cancelaran los préstamos privados en dólares, que en su mayoría están en manos de empresas vinculadas al sector exportador. De esta manera esperaba el Central que los bancos recuperaran una oferta adicional de divisas para canalizar en el mercado cambiario interno. Fue así como se fueron recortando y precancelando, cuando las pautas contractuales lo permitían los créditos otorgados en dólares. No puede soslayarse que en paralelo hubo una corrida contra los argendólares, que cayeron desde las PASO más de u$s13.400 millones (las reservas vía encajes cayeron en más de u$s7.500 millones).

Por lo tanto lo que fueron haciendo los bancos, con sus clientes exportadores, es decir, los que tenían créditos en dólares (prefinanciación o financiación de exportaciones, etc.) fue armando un producto financiero “sintético” por el cual le transformaban el préstamo en dólares a pesos y le garantizaban un tipo de cambio (o sea, una especie de seguro de cambio). De esta manera cayó abruptamente el stock de préstamos en dólares y creció muy fuerte el de pesos. Hay que recordar que el último salto del tipo de cambio implicó que muchas entidades vulneraran los niveles de exposición cambiaria en términos del patrimonio, según la normativa del BCRA. Por ello debían reducir dicha exposición y ofrecer a cambio financiación en pesos.

Por ello se observa que entre septiembre y octubre el stock promedio mensual de los préstamos privados en pesos aumentó $53.000 millones y $70.300 millones respectivamente. Mientras que por el lado de los créditos en dólares hubo una caída de u$s3.400 millones en esos meses. Por eso es que no puede considerarse a semejante aumento del crédito privado un boom, y menos, esperar que haya algún impacto en el nivel de actividad.

Los datos oficiales del BCRA muestran que por el lado de los préstamos privados en dólares, la reducción del stock en todas las líneas, principalmente, Documentos y solo Tarjetas muestra un leve aumento. Mientras que por el lado del financiamiento en pesos al sector privado, las líneas vinculadas con Adelantos en cuenta corriente y con Documentos son las que explican la mejora con aumentos de $50.000 millones y $37.000 millones respectivamente en los dos últimos meses, en los saldos promedio mensuales.

También hubo una mejora vía Tarjetas que aportaron otros $42.000 millones en el saldo promedio mensual de setiembre y octubre.

El resto de las líneas siguen en franco retroceso, como Personales que encadenan 6 meses de caídas y Prendarios con más de un año de caídas sostenida.

AMBITO

Continue Reading

Nacional

PREFECTURA CONTROLA CUMPLIMIENTO DE LA VEDA DE PESCA

La Prefectura Naval Argentina informó que, acorde Resolución Nº 392/2019 del Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables de la provincia de Misiones, se transita un período de veda total de pesca en las aguas del río Paraná, jurisdicción de la mencionada provincia. La medida abarca tanto la pesca deportiva como la comercial, a partir desde el 4 de este mes hasta las 24 horas del 20 de diciembre del corriente año. Asimismo y acorde lo establecido en el artículo tercero de la resolución nombrada, durante la vigencia de la veda se autoriza exclusivamente la pesca de subsistencia, entendida como la practicada por el pescador desde la costa, con permiso respectivo, destinada a su consumo y al de su familia, prohibiéndose totalmente la comercialización de dicho producto. A los efectos del cumplimiento de la normativa, Prefectura refuerza los patrullajes en la zona, en el marco de las funciones delegadas de Policía Auxiliar Pesquera. El incumplimiento de la norma será sancionado conforme a lo establecido por la Ley XVI Nº 8 (antes Ley Nº 1.040/78) y Decretos Reglamentarios. Ante cualquier consulta, comunicarse con la dependencia más cercana, al 106 Emergencias náuticas o Servicio Marítimo: VHF-Canal 16.

«Se transita un período de veda total de pesca en las aguas del río Paraná, jurisdicción de la mencionada provincia»

Fuente: Noticias de la calle

Continue Reading

Trending

Tel.: 0800-777-7492 | info@andresitoya.com.ar | Comandante Andresito | Misiones | Argentina | Copyright ©2019 Todos los Derechos Reservados